La opción de comprar los vehículos de empresa disminuye a favor del renting

key-791390_1920

La carga de endeudamiento de las empresas puede verse aliviada si se opta por tener los vehículos con un renting, en lugar de su adquisición como compra.

Se trata de una alternativa muy atractiva tanto para las grandes corporaciones como para el empresario autónomo, ya que puede disfrutar del vehículo como si fuera suyo, pero sin las complicaciones que supone tenerlo en propiedad.

Empresas como Archipiélago Renting, especialistas en el renting de vehículos comerciales, furgonetas y camiones, está siendo testigo de la recuperación económica. Tras los duros años anteriores, ahora, y en parte como consecuencia de la crisis, las compañías están eligiendo la fórmula del alquiler a largo plazo en lugar de solicitar préstamos o realizar operaciones de leasing.

Según los expertos, este cambio de tendencia se debe a un motivo contable. Cuando una empresa financia la adquisición de una furgoneta o camión con leasing, en realidad le está pidiendo a la entidad financiera que se lo alquile con opción a compra, lo cual le obliga a incluirlo en su balance como un activo inmovilizado cuya contrapartida en el pasivo se considerará como deuda.

En cambio, si la compañía elige un renting, lo que contrata es un alquiler que además incluye servicios adicionales como el mantenimiento, reparación, seguro, cambio de repuestos… Y esto no aparecerá reflejado en su balance. Así lo podrá contabilizar como un gasto.

Actualmente el renting es, en la mayoría de los casos, la fórmula perfecta para que una compañía renueve su flota de vehículos, reduciendo de paso su riesgo bancario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies